21 febrero 2014
Categoría: Noticias de Acústica
21 febrero 2014,
 Off

Una de las principales causas de pérdida de la audición en los mamíferos es el daño a las células pilosas de detección de sonido en el oído interno. Durante años, los científicos han pensado que estas células no se reemplazadan una vez que se pierden, pero una nueva investigación publicada este jueves en la edición digital de ‘Cell Stem Reports’ revela que células de apoyo en el oído se pueden convertir en células pilares en ratones recién nacidos.

21 de febrero de 2014
Artículo original: http://www.que.es/madrid/201402211200-consiguen-regenerar-celulas-detectan-sonido.html

Una de las principales causas de pérdida de la audición en los mamíferos es el daño a las células pilosas de detección de sonido en el oído interno. Durante años, los científicos han pensado que estas células no se reemplazadan una vez que se pierden, pero una nueva investigación publicada este jueves en la edición digital de ‘Cell Stem Reports’ revela que células de apoyo en el oído se pueden convertir en células pilares en ratones recién nacidos.

Si los hallazgos se pueden aplicar a animales más viejos, pueden dar lugar a maneras de estimular el reemplazo de células en los adultos y el diseño de nuevas estrategias de tratamiento para las personas que sufren de sordera debido a la pérdida de células ciliadas.

Considerando que la investigación anterior ha indicado que las células ciliadas no se reemplazan, este último estudio vio que la sustitución se produce pero en niveles muy bajos. “El hallazgo de que las células pilosas de recién nacidos se regeneran de forma espontánea es novedoso”, subraya el autor principal, el doctor Albert Edge, de la Escuela de Medicina de Harvard y el Hospital para los Ojos y los Oídos de Massachusetts, ambos en Estados Unidos.

Investigaciones anteriores del equipo revelaron que la inhibición de la vía de señalización Notch aumenta la diferenciación de células pilosas y puede ayudar a restaurar la audición a ratones con sordera provocada por el ruido. En su último trabajo, estos expertos detectaron que el bloqueo de la vía de Notch aumenta la formación de nuevas células ciliadas no a partir de células pilosas restantes sino de ciertas células de apoyo en las inmediaciones que expresan una proteína llamada Lgr5.

“Mediante el uso de un inhibidor de la señalización de Notch podríamos impulsar aún más células a diferenciarse en células pilosas -augura Edge–. Fue sorprendente que las células que expresan Lgr5 fueran las únicas células de apoyo que se diferenciaban en estas condiciones”.

La combinación de este nuevo conocimiento sobre las células que expresan Lgr5 con la anterior conclusión de que la inhibición de Notch puede regenerar las células pilosas permitirá a los científicos diseñar nuevas estrategias de regeneración de las células ciliadas para tratar la pérdida de audición y la sordera.

Comments are closed.