14 enero 2014
Categoría: Noticias de Acústica
14 enero 2014,
 Off

Investigadores introdujeron un micrófono a 9 kilómetros de profundidad buscando dar a conocer los sonidos del interior del planeta. Esto además, nos recuerda una sombría leyenda urbana de internet de fines de los años 80.

Artículo origen: http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2014/01/659-560743-9-asi-es-el-sonido-de-uno-de-los-agujeros-mas-profundos-de-la-tierra.shtml
En 1990 un grupo de 120 científicos decidió aventurarse en una compleja hazaña: Realizar la perforación más profunda conocida por el hombre, buscando analizar la compleja estructura interna del planeta y desvelar sus secretos. ¿El lugar elegido? el sur de Alemania, donde una vez hace 300 millones de años dos placas se unieron para formar el supercontinente conocido como Pangea.

Así, el proyecto conocido como German Continental Deep Drilling Program desveló información sobre la ebullición del hidrógeno, el desplazamiento de las placas y las temperaturas, cercanas a los 315 grados celsius, entre otros, generando un completo estudio con la estructura interna de la Tierra.

Con 9,1 kilómetros, el pozo es uno de los más profundos jamás hechos, aunque a tres kilómetros del primer lugar: El superpozo Kola, ubicado en el noroeste de Finlandia e iniciado por la Unión Soviética en 1970, con más de 12 kilómetros. Abandonado en 2008 por falta de financiación, el experimento incluso logró extraer rocas de 2,5 millones de años, aunque actualmente se encuentra en ruinas y una placa metálica cubre la histórica perforación.

Sin embargo, además del análisis puramente químico de los componentes internos del planeta, también se asoman otras interrogantes: ¿Cómo huele o se escucha el interior de la Tierra? El artista holandés Lotte Geeven decidió, junto a los geocientíficos del Centro de Investigación Alemán de Geociencias y un ingeniero acústico de Arup, resolver una de estas encrucijadas, introduciendo un micrófono especialmente diseñado para detallar los sonidos más profundos del planeta. De esta forma, podemos escuchar un ruido muy similar al de los motores de un avión comercial, o de cualquier movimiento telúrico de grandes proporciones.

La leyenda

Como anécdota, esto nos recuerda una leyenda urbana ampliamente propagada en internet desde fines de los 90, que involucra al ya mencionado superpozo de Kola y el cruento relato de unos supuestos científicos a un periódico finlandés. La historia cuenta que en 1989 se excavó un agujero de 14.4 Km, encontrando una cavidad subterránea, para descubrir mediante sensores que la temperatura superaba los 1.100º C. Lo más asombroso vino después, cuando los investigadores liderados por el “Dr. Azzacove” utilizaron un micrófono para registrar el audio, encontrando voces, gritos y lamentos de personas. La historia del llamado “Pozo del infierno” fue emitida por un canal religioso de EE.UU., quien lo transmitió como una prueba fehaciente de la existencia del lugar donde yacen los condenados, tal como lo enseña la Biblia.

Sin embargo, no pasa de ser una leyenda urbana, a la que posteriormente se añadieron murciélagos salidos del agujero, supuestas propiedades curativas a animales muertos y declaraciones de personajes como el investigador Jacques Cousteau. El Dr. Azzacove nunca existió, la profundidad del pozo es exagerada y de acuerdo a las investigaciones, la temperatura sólo alcanza los 315º C y no la temperatura de un horno, como cuenta la leyenda.

Comments are closed.